Sonrisa

Desde que la conocí, pintando al carboncillo sobre un cuaderno, siempre admiré de ella lo orgullosa que se siente de ser mujer. De ser mujer trans. Es una bandera que levanta, estoica, aunque el asta esté repleta de espinas. Nunca he visto tanta valentía como en los trans. Van con todo, contra muchos, incluso contra ellos, para ser. Continúa leyendo

Animales

Un animal, que no conocía, que no era ni canino ni felino, una vaca que la gente acostumbra a consumir (y maltratar), necesitaba de mi cariño. Quizás ¿mi protección también? Lloré mientras las mimaba y me lamían. Seguramente no estarían vivas por mucho más tiempo.Continúa leyendo