Maradona

Maradona es un espejo. En todo lo bueno y lo malo que esto signifique. Muchos tienen la valentía de mirarse en él, de enfrentarse a esos demonios, y otros quizá le den la espalda, insultando, alejándose de esa realidad. Y está bien. Hay realidades, como reflejos, que son difíciles de mirar.Continúa leyendo