explosivos

El Cuerpo de Bomberos de Guayaquil lleva a cabo una campaña en contra del uso de pirotecnia para celebrar la Navidad y despedir el 2020.

Los miembros de la Casaca Roja socializan los riesgos y daños que provocan los explosivos. La idea es evitar registros de quemados, que como cada año, se dan en estas fechas.

Entre el 31 de diciembre de 2019 y el 1 de enero de este 2020, hubo 68 personas quemadas por juegos artificiales, en Guayaquil. De los que 58 fueron menores de de 13 años.

La alcaldesa Cynthia Viteri también ha prohibido la quema de monigotes gigantes para Navidad, Fin de Año y enero y la venta de explosivos.

La campaña contra la pirotecnia de los bomberos se llama ‘No perdamos más’, y se desarrolla especialmente en los sectores más vulnerables. De allí es de donde proviene la mayoría de los casos.

“Nuestra campaña además de crear conciencia ciudadana, se reforzará en el cuidado de las mascotas en esta época. Las mascotas quienes también sufren por los ruidos que emiten estos explosivos”, dice el comunicado del cuerpo de Bomberos.

Indica que según la organización Rescate Animal, 70 animales fueron reportados como extraviados entre el Fin de Año pasado. Pues el ruido de los explosivos les provoca ansiedad y taquicardia en las mascotas y hace que huyan desorientados de casa.

El Hospital Roberto Gilbert de la Junta de Beneficiencia, en voz de la jefa de la Unidad de Quemados, la doctora Ana Soria, da varias recomendaciones:

No permita que niños y adultos manipulen o utilicen fuegos artificiales.
No compre fuegos artificiales clandestinos.
Enséñeles a los niños los riesgos de quemaduras al usar elementos que contienen pólvora. Evitar manipular los escombros de la quema de monigotes.
No existen fuegos artificiales inofensivos, una vez encendidos resultan incontrolables.
No encienda fuegos artificiales que no han reventado en el primer intento. Si no explota nunca debe tocarse aunque la mecha esté apagada.


Nunca guarde camaretas, cohetes o petardos en los bolsillos. Tampoco arroje cerca de las cajas de tomacorrientes, cilindros de gas o tanques de combustibles de automotores.
Los fuegos artificiales pueden causar incendios con la pérdida de vidas humanas y materiales, no los utilice y denuncie la venta ilegal.


En caso de que se produzca una quemadura grave, retire la ropa con cuidado. Coloque agua a temperatura ambiente sobre la lesión durante 15 ó 20 minutos. No aplique ninguna sustancia y traslade inmediatamente al afectado a un hospital.

INICIO

Deja una respuesta