Policías muertos Esmeraldas

En la parroquia Vuelta Larga, provincia de Esmeraldas, se halló a dos policías muertos. El descubrimiento ocurrió la mañana de este domingo 13 de diciembre de 2020.

Según información policial, las víctimas estaban en el interior de un patrullero. Hasta ellos llegaron varios de sus compañeros, quienes los buscaban al no responder el llamado por radio.

Los fallecidos cumplían el turno de amanecida y debían presentarse a las 08:00 para su relevo. Sin embargo, no lo hicieron por lo que el personal del distrito empezó su búsqueda en el sector donde correspondía su patrullaje.

Al llegar, sus compañeros contactaron a una ambulancia. El paramédico que los asistió confirmó su muerte. Se presume que fallecieron debido a la presunta inhalación de monóxido de carbono. Los cuerpos fueron trasladados hasta el Centro Forense para la respectiva autopsia.

No obstante, este no es el único caso similar de policías muertos por la inhalación de gases tóxicos del motor.

El 21 de agosto de 2020, dos policías murieron por la misma causa. Este hecho ocurrió en el sector de Pascuales, noroeste de Guayaquil. Las víctimas también cumplían su jornada en la madrugada, y al parecer, se quedaron dormidos dentro del patrullero y fallecieron.

Lo mismo ocurrió el 20 de marzo de 2020, en el sector de la Isla Trinitaria, en el sur de Guayaquil. Según registros a los que accedió El Reflector, un policía fue encontrado muerto en el interior del patrullero. Es decir, habrían al menos cinco casos en lo que va del año.

Caso en 2019

Sin embargo, no son los únicos casos. El 15 de enero de 2019, otros dos policías murieron por la presunta inhalación de monóxido de carbono. El deceso ocurrió cerca del terminal de Carcelén, en el norte de Quito. Las víctimas fueron encontradas también en el interior del patrullero. En esa ocasión, incluso se rompió los vidrios del auto.