Abdalá meme

Un meme: Él es Abdalá, insulta a las mujeres cuando no tiene argumentos frente a ellas, no seas como Abdalá.

Abdalá Bucaram me bloqueó hace más o menos 10 años.  La verdad, no recuerdo por qué, pero el trasfondo fue lo que usualmente vomita en su cuenta de Twitter: un comentario extremadamente machista, uno que ofende, degrada, minimiza y ataca a una mujer.

Probablemente el ‘Loco’, como bien y mal lo conocen, no comprenda lo que significa violencia machista.  Creo que hay significados que para él son sinónimos de sus decaimientos de salud, cuando le toca responder ante la Justicia. En fin, no recuerdo ya el motivo, pero sí la respuesta.  

Empezó describiendo mi foto de perfil. Según él, era una perfecta candidata para trabajar en un centro de diversión nocturna.  Cosa que a mí no me ofende porque, a diferencia de él, respeto y conozco perfectamente bien sobre los servicios de una trabajadora sexual. Lo que me molesta es que se sienta en la libertad de tomar un trabajo para usarlo como insulto, como algo peyorativo.

Seguido, recuerdo que sugirió que era un troll que estaban usando para perseguirlo y que cuánto me estaban pagando. La verdad es que, contestataria como era hace 10 años en redes sociales, sentí que era una pérdida de tiempo responderle. Simplemente él no iba a comprender nada. Igual, me hizo la vida fácil y me bloqueó a los pocos segundos. Así, como hacen muchos ese deporte de lanzar la piedra y esconder la mano.  Abdalá es un meme. Lo imaginé gritando “¿Y ahoraaa?”.

Insisto y repito, porque es necesario. Como esa misma gente a la que llaman cobarde (e impulsiva) que lanza la piedra y luego esconde la mano, Abdalá, el meme, lanzó un tuit en el que, en resumen, llamaba ‘prepago’, a la periodista Alondra Santiago. Un texto tan lleno de insultos y mentiras como de faltas ortográficas. Sus hobbies, parece.

Bien, cambiemos el nombre de la periodista. Podemos poner allí a cualquiera. Semanas antes puso allí el nombre de Dayanna Monroy, hace 10 años, mi nombre… Podemos poner María, Rosa, Sandra, Elena… El ‘Loco’ siempre va a usar ‘prepago’, o sus derivados para una labor tan complicada como el de la prostitución, como un insulto.

Lógicamente, en mi TL gracias a la vida no aparecen sus desechos. Me enteré de lo ocurrido gracias a los mensajes de difusión de redes de apoyos a periodistas. Bueno, el tuit sigue allí y no tiene desperdicio. Es un desperdicio.

Primero, como una forma de jactarse de que tiene plata, tanto como para ofrecer $100 en una adivinanza, el ‘Loco’ dice que le dará ese monto a quién le revele el nombre de la periodista, de la que da una descripción que nada tiene que ver con su profesión.  El resto está lleno de injurias, según lo aclaró la perjudicada, y lo que él habitualmente hace, que es hablar en forma peyorativa de la vida personal de alguien.

Sí, porque aunque lo que escribiese allí fuese cierto, ¿a quién carajos le importa con quién se acuesta o no una mujer? ¿Quién carajos es alguien a quien le proliferan hijos no-se-sabe-de-dónde para criticar que una mujer tenga sexo con quien se le venga en gana? La salida fácil del Loco, que es un meme, es poner la palabra ‘prepago’.

Y ahí me tocó a mí pensar “qué calor conchetumadre”. Abdalá es un meme. Y sé que no me debería de enojar porque es un hombre que básicamente no conoce de conceptos y que está convencidísimo de que el valor de una mujer se mide en función de cuánto sexo haya tenido en su vida. Y aquí hay un tuit en el que lo deja clarísimo.

“Todo hombre ama y respeta a la mujer, porque amamos a nuestra madre, esposa e hijas. Pero sin duda la historia recoge nombres de mujeres como Cleopatra, Julia (sobrina de Calígula) Teodora, Agripina, que desdicen de su condición de damas y lesionan la dignidad de la mujer”, escribe o trata de escribir el ‘Loco’.

En este sí sonreí, porque comprueba mi teoría de que el ‘Loco’ ‘ama’ a unas y descalifica y aborrece a otras, para él no existe el término ‘diversidad’ y mucho menos, ‘capacidad de elegir’. Pero sobre todo, reí porque los únicos tres retuits que tuvo fueron de rechazo y uno en particular con un meme que amo. “Con qué tranquilidad lo dice este pobre hijue (No usaré esa palabra como insulto)”. (Alf rules!).

Y como decía otro de los comentarios, es una muestra de que el argumento de “tengo hijas, esposa, mamá y hermanas” no sirve en la boca de un machista que tiene, probablemente, más de siete hijos fuera del matrimonio. Y ojo que no estoy criticando lo de los hijos fuera del matrimonio, sino la tranquilidad con la que este pobre expresidente toma la vida o expresión sexual de una mujer para insultarla.

Siempre he pensado que la falta de argumentos deriva en insultos. Y Bucaram -y esto está muy lejos de ir encadenado a los procesos judiciales que ha tenido que enfrentar- es una fuente infinita de falta de argumentos.

Abdalá es un meme. Él es Abdalá, insulta a las mujeres cuando no tiene argumentos frente a ellas, no seas como Abdalá.