Decapitado Francia

El profesor de historia y geografía Samuel Paty, de 47 años, fue decapitado el viernes 16 de octubre de 2020, en Francia. Esto, por enseñar en clase las caricaturas de Mahoma. Quienes lo conocían, destacan que «se volcaba en su profesión».

«Cuando vi en enlace de la decapitación de un profesor, pinché y dije ‘es el señor Paty'», dijo a AFP Martial, de 16 años. El hecho ocurrió en Conflans Sainte Honorine, de Francia, a unos 50 kilómetros al noroeste de París, pasadas las 17:00.

Este alumno de bachillerato recuerda muy bien al que era su profesor de historia y geografía. Daba clases en una escuela supuestamente tranquila, ubicada en el corazón de una zona residencial en una ciudad de 35.000 habitantes al noroeste de París.

«A principios de año se presentó. Dijo que venía de otra escuela en Créteil porque su esposa había sido trasladada por trabajo», recuerda el joven. Samuel Paty, de cabello castaño y corto, era «bajo», usaba gafas y «siempre llevaba camisa», recuerda Nathan, de 16 años, otro ex alumno.

La policía investiga si el agresor, que no era alumno del centro, tuvo algún cómplice o fue él mismo quien publicó en Twitter una foto de la cabeza de su víctima con el siguiente texto: «En nombre de Alá he ejecutado a uno de esos perros del infierno que osó mofarse de Mahoma», según informó la emisora France Info. En el mensaje había amenazas contra Macron, «el dirigente de los infieles», informó El Mundo.

Debates en clases

Conocían al maestro por el esfuerzo que dedicaba a sus estudiantes. «Estaba volcado en su trabajo, le gustaba mucho», apunta Martial. «Tenía muchas ganas de enseñarnos cosas. De vez en cuando teníamos debates, hablábamos».

La muerte de Samuel Paty ocurrió en una calle cercana al colegio. El agresor (un ruso checheno de 18 años) se abalanzó sobre él y poco después fue abatido a tiros por la policía. El presidente de la República, Emmanuel Macron, que acudió al lugar lo calificó de «atentado terrorista islamista» y llamó a «toda la nación» a unirse a los maestros para «protegerlos y defenderlos».

Denuncias

El hecho llegó hasta Rodrigo Arenas, copresidente de la FCPE, la primera asociación de padres de alumnos, debido a las tensiones que generó su iniciativa con determinados progenitores.

Según una fuente cercana, el padre de un estudiante presentó una denuncia contra Samuel Paty, quien a cambio devolvió la denuncia por difamación en su contra.

Según Arenas, la víctima «invitó a los estudiantes musulmanes a salir del aula» antes de mostrar un dibujo del profeta agachado con una estrella dibujada en sus nalgas y la inscripción «Ha nacido una estrella».

«Todos los años lo hacía», señala Virginie, de 15 años, quien conocía al maestro. «Estaba en el programa de la EMC (educación moral y cívica), era para hablar de la libertad relacionada con el ataque de Charlie Hebdo», indica la joven.

Sin embargo, este año el padre de un alumno emitió un mensaje en las redes sociales. En un vídeo, describía al profesor como un «matón» que «ya no debe permanecer en la Educación Nacional» e invitaba a otros padres de alumnos a movilizarse.

Desde que ocurrió esta «historia», el señor Paty «no estaba bien», había observado Myriam, una colegiala de 13 años, imitando su ceño fruncido cuando deambulaba por los pasillos. «Escuché a algunos estudiantes diciendo ‘ah, es el racista'», recuerda. También circularon otros calificativos como «islamófobo».

«No lo hizo para crear controversia o faltar el respeto a los niños o discriminar», apunta Nordine Chaouadi cuyo hijo, de 13 años, estaba cursando su segundo con el profesor Paty

Fuente: AFP y El Mundo