OMS virus

Dejar circular el virus de la pandemia mundial que sigue cobrando vidas, COVID-19, para adquirir inmunidad colectiva, no es una opción para hacerle frente a la enfermedad. Así lo indicó este lunes 12 de octubre de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS). El anuncio se realizó para frenar esa sugerencia de muchas personas, entre ellas, varios políticos, que no han comprendido cómo lidiar y vivir con el virus.

En una rueda de prensa, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, mencionó que jamás se ha usado la inmunidad colectiva como estrategia contra una epidemia, mucho menos una pandemia. «Es científicamente y éticamente problemático», destacó.

Además subrayó que el concepto de inmunidad colectiva es utilizada en las campañas de vacunación y recordó que para la viruela se requiere que 95% de la población sea vacunada para que el 5% restante sea protegido.

El organismo indicó que hay 40 proyectos en la búsqueda de una vacuna.

El coronavirus ya ha cobrado al menos un millón de vidas en todo el mundo, desde diciembre pasado cuando China anunció la existencia del virus en su población.

Según la OMS, que cita diversos estudios epidemiológicos, su tasa de letalidad es de aproximadamente el 0,6%.

«Hay un fuerte aumento en la tasa de mortalidad con la edad, pero en general se acerca al 0,6%. Puede parecer poco, pero es mucho más alto que para la gripe», dijo Maria Van Kerkhove, responsable de la gestión de COVID-19 en la OMS.

¿Qué es la inmunidad colectiva?

La inmunidad colectiva ocurre cuando una gran parte de la comunidad se vuelve inmune a una enfermedad, haciendo que sea poco probable la trasmisión de persona a persona. Como resultado, en teoría, toda la comunidad tendría protección, no solo los que sean inmunes.

Hay dos caminos a la inmunidad colectiva para la COVID-19: las vacunas y la infección.

Deja una respuesta