La noche de este jueves 8 de octubre de 2020, la Fiscalía del Guayas pidió la vinculación de Paúl Granda por el presunto delito de delincuencia organizada en la trama de corrupción. Granda trabajó como exdirector del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

La Fiscalía investiga el caso de corrupción descubierta en dos hospitales del IESS en Guayaquil. En este proceso, están vinculados los hermanos Bucaram y los Salcedos. A ellos se los acusó de vender insumos médicos con sobreprecio, en medio de la pandemia por el COVID-19. Justo en una época donde las casas asistenciales carecían de los implementos para la atención de pacientes y hubo un repunte de muertos en las calles del Puerto Principal.

Granda presentó su renuncia irrevocable en abril de 2020, en el momento que salieron a la luz la denuncia por la compra de fundas de cadáveres. Cuando anunció su salida, el exfuncionario público comentó en Twitter: «

El gran trabajo y esfuerzo del IESS no puede ser empañado por una campaña mal intencionada de grupos interesados en desestabilizar la seguridad social. Con todo el afecto, he presentado, el día de ayer, mi renuncia irrevocable al presidente @Lenin«. Posteriormente, fue nombrado Jorge Wated en su lugar.

Luego de que la Fiscalía emitió el comunicado de la solicitud de vinculación en la investigación, Granda se manifestó a través de Twitter. En la red social, señaló que «es inaudito que se pretenda vincularlo en el proceso de referencia». También sostuvo que no tiene ninguna relación con los inculpados en las adquisiciones de los hospitales de Guayaquil.