Su pierna izquierda aún esta cubiertas de vendajes. Sus brazos están conectados a sueros y su rostro con una mascarilla. Así se recupera el cabo segundo Diego Loza, quien fue herido de bala el pasado 29 de septiembre de 2020.

Él junto al subteniente Kléver Zurita fueron atacados por dos presuntos ladrones. Los policías impidieron un robo en el norte de Guayaquil y la mañana de este martes 6 de octubre, fueron condecorados por sus superiores por su valentía.

En un acto íntimo, los policías recibieron dos placas honoríficas por el relevante acto de servicio, según detalló la Policía Nacional. El reconocimiento fue entregado por la mujer que los gendarmes auxiliaron aquel día.

La mujer, que prefirió el anonimato, llegó hasta el Hospital N2 de la Policía y agradeció a los policías. También los felicitó por su valentía y heroísmo. En la placa conmemorativa, sobresale una estatua dorada de un uniformado y un arma de fuego. También destaca la frase «Gracias volví a nacer».

Durante el reconocimiento, los policías agradecieron el gesto de la ciudadana y ratificaron su compromiso de proteger y servir a la ciudadanía. Por su parte, el general Víctor Araus, manifestó que “el reconocimiento que hace la ciudadanía, es algo que a nosotros como policías, nos llena de mucho entusiasmo y más valor para seguir cumpliendo con nuestra misión plasmada en la constitución”.

Prisión preventiva para los atacantes

Agentes de la Sección de Delios contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased-Zona 8), a cargo de las investigaciones sobre el caso de la Garzota, aprehendieron en flagrancia, el Suburbio de Guayaquil, a Michael Joel P. T., y Freddy Jordán C. C., contra quienes la justicia les dictó las prisiones preventivas y el inicio de la instrucción fiscal, por el presunto delito de asesinato, tipificado en el numeral 10 del artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).