Quino Mafalda

El dibujante Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino, murió hoy 30 e septiembre de 2020 a los 88 años. El artista creador de Mafalda sufrió un accidente cerebro vascular en los últimos días, que finalmente le causó la muerte en su natal Mendoza, Argentina.

Quino era más conocido por su icónico personaje de Mafalta. La primera historieta de Mafalda se publicó el 29 de septiembre de 1964 en el semanario Primera Plana de Buenos Aires, Argentina. En la serie, Quino reflejó el mundo de los adultos visto desde los ojos de un grupo de niños.

Las historias de Mafalda se han traducido a quince idiomas y se han publicado en diarios y revistas de todo el mundo. En 1973, Quino dejó de dibujarla.

“Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y el mundo lo llorará”, publicó Daniel Divinsky, su editor histórico en Twitter.


Su vida

Joaquín Salvador Lavado tenía padres españoles, que migraron a Argentina en 1919. Le decían Quino para diferenciarlo de su tío, el ilustrador Joaquín, quien fue el que lo incentivó a ser dibujante.

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Mendoza, donde nació el 17 de julio de 1932.

En 1945 tras la muerte de su madre, empezó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Mendoza. Su padre murió poco después, cuando Quino tenía diecisiete años. Abandonó la escuela, con la intención de convertirse en autor de historietas cómicas y pronto vendió su primera obra.

Intentó encontrar trabajo en distintas editoriales porteñas, pero no tuvo éxito. Después de hacer el servicio militar obligatorio, en 1954 se estableció en Buenos Aires.

Recibió un sinnúmero de reconocimientos y galardones, entre ellos: Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de la Orden y las Letras de Francia.

El Reflector ha recogido sus mejores frases:

«La vida no debería despojar a uno de la niñez sin antes darle un buen puesto en la juventud».
«¿Y si antes de hacer lo que tenemos que hacer, empezamos por lo que tendríamos que haber hecho?».
«Es curioso, uno cierra los ojos y el mundo desaparece».
«¿Bueno y cómo hace uno para pegarse una curita en el alma?».
«Si vivir es durar, prefiero una canción de los Beatles a un Long Play de los Boston Pops».
«Lo malo de los medios masivos de comunicación es que no nos dejan tiempo para comunicarnos con nosotros».
«¿Por dónde hay que empujar a este país para llevarlo adelante?».
«Paren al mundo, que me quiero bajar».
«¡Sonríe! Es gratis y alivia el dolor de cabeza».
«La cosa es tomar lo artificial con naturalidad».
«No es cuestión de romper las estructuras, sino de saber qué hacer con los pedazos».
«El hombre poco a poco ha ido logrando dar rienda suelta a su libertad de limitarse».