Un juez ordenó orden de prisión preventiva contra Gabriela Pazmiño, su esposo Dalo Bucaram y sus cuñados Michelle y Jacobo. Además contra el exjefe de Compras Públicas del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

La audiencia duró tres horas. Ellos fueron acusados por el presunto delito de asociación ilícita, por la supuesta compra de medicamentos con sobrepecios. La defensa de la familia Bucaram solicitó al juez que se anule la orden de prisión preventiva, bajo la figura de Caución o fianza.

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 543, la caución es una medida alternativa con la cual se busca garantizar la presencia de las personas procesadas. La Caución, como indica la ley, puede consistir en una póliza, fianza, prenda o garantía otorgada por una institución financiera.

En este caso, la defensa de Gabriela Pazmiño y la familia Bucaram, solicitó una caución por $30.000 por cada uno de los procesados. No obstante, el juez la negó. La audiencia se realizó la mañana de este lunes 14 de septiembre, en Guayaquil.

La fiscal que lleva el caso, Claudia Romero, llevó a la audiencia cinco cajas ccon documentos del proceso investigativo. Entre los papeles, constarían las pruebas de los perjuicios millonarios al Estado.

Gabriela Pazmiño junto a su familia, está en Estados Unidos desde el pasado marzo. Pazmiño tenía las medidas cautelares de presentarse periódicamente ante la autoridad competenten y la prohibición de salir del país. Ante el incumplimiento de esta orden, el juez decidió revocar dichas medidas y dictar la prisión preventiva.

A través de Twitter, la Fiscalía comunicó la decisión del juez. También recordó que ellos son acusados por la venta de insumos médicos en varios hospitales en la urbe porteña.

Deja una respuesta