fiestas guayaquil

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, anunció la prohibición de fiestas en la ciudad el pasado 3 de agosto de 2020. Sin embargo, al día siguiente, un comunicado de la Dirección Municipal de Turismo confundió a los guayaquileños.

«Hoteles y locales especializados de eventos que cumplen los protocolos de bioseguridad, podrán realizar reuniones con aforo de hasta 25 personas. Las fiestas con música y baile están prohibidas en casas, en hoteles y salones especializados de eventos», publicó Gloria Gallardo, titular de ese departamento, en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, a lo que se refería es a que solo estarán permitidas las reuniones corporativas, empresariales y no sociales en la ciudad. Esto, con el objetivo de impulsar el turismo y la economía local, dijo.

La decisión del Comité de Operaciones de Emergencia cantonal de Guayaquil, presidido por Viteri, tomó la decisión de prohibir las fiestas en la ciudad luego de recibir múltiples denuncias, a través del ECU911, de ciudadanos que realizaban celebraciones en casas.

Esto provocaría un incremento en los contagios de COVID-19 y se tomó la decisión para evitar un rebrote en la ciudad. El Municipio de Samborondón también dispuso la misma medida.

Antes de la prohibición, en la ciudad estaban permitidas las reuniones de hasta 25 personas, con las medidas de bioseguridad correspondientes. Ahora, las fiestas se regularán a través de una ordenanza que se prepara en el cabildo porteño.

Solo corporativas

Luego del tuit de Gallardo, decenas de usuarios se sorprendieron. Horas después, ella publicó otro post. «Las disposiciones de la alcaldesa @CynthiaViteri6, presidenta del COE cantonal, son claras: No se permiten reuniones, ni fiestas, ni bailes, de ninguna clase y por ningún motivo en domicilios para prevenir contagios y muertes por el COVID-19″.

Usuarios como Carolina Almeida pidió aclarar la medida. El Reflector se comunicó con el departamento de comunicación del Municipio de Guayaquil, donde aclararon que Gallardo se refería a reuniones corporativas.

Quienes inclumplan con la normativa serán multados con un suelto básico unificado, correspondiente a 400 dólares.