Las mafias extranjeras estarían detrás del ingreso de dólares falsos en Ecuador. Así lo confirmaron agentes investigadores de la Policía Nacional a El Reflector.

Esto, luego del ingreso y posterior decomiso de $20 millones falsos en Carchi. Según los agentes, las mafias aprovechan los cerca de 96 pasos clandestinos entre la frontera de Ecuador y Colombia, para ingresar los billetes falsificados.

Momentos en que los agentes de la Subdirección de Delitos Contra la Propiedad (Sidprobac) detuvo a tres personas por tener $20 millones falsos. Foto: Cortesía Policía Nacional.

De acuerdo con las investigaciones, las mafias usan la vía terrestre para el ingreso de dólares falsos, por ser más barato. Para ello, pagan entre el 12 al 15% por billete falso, a las personas que los introducen al país. Es decir, por $320 falsos, reciben $2.50 verdaderos.

También usan carros con compartimientos ocultos o camuflan los billetes en bultos o entre mercadería. El objetivo ilícito, según los investigadores, es dañar la economía local, perjudicar a tiendas, gasolineras, bancos.

Cuando la Policía realiza los operativos, generalmente se logra la detención de un extranjero. En cuanto a las cantidades incautadas válidas para la judicialización del caso, no existe una base fija. De acuerdo al Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 304 tipifica el tráfico de moneda con una pena de uno a tres años.

Sin embargo, la ley no establece un monto mínimo. Así mismo, en el artículo 305, se sanciona con tres a cinco años, a la persona que posea material para la falsificación de moneda. No obstante, el fabricar billetes falsos implica una logística que no habría en el Ecuador, según los agentes.

La falsificación y su proceso

Para la falsificación de dólares, se necesitan algunos elementos. Los agentes detallan que estas mafias adquieren imprentas, planchas específicas con números de series y papel que se asemeje al papel moneda.

El mayor Santiago Guzmán, perito de Criminalística, señala que conforme evolucionó la forma de elaborar billetes, también las mafias mejoraron sus técnicas de falsificación. Por ejemplo, simular las franjas de seguridad que tienen los dólares.

También asegura que todos los tipos de billetes son falsificables. En este caso, a las mafias les resulta mejor plagiar dólares que pesos.

Guzmán indica que los falsificadores se fijan en los grabados de los billetes, las marcas de agua, y usan guilloches para imprimir los dólares y hacer que se parezcan a los originales.

Cuando se sospecha de billetes falsos, los peritos de Criminalística proceden a la verificación y comparación de los dólares con uno verdadero. Eso hace que se elimine el margen de duda.

Para ello, los agentes hacen un análisis de cada billete. Observan las microimpresiones, las marcas de agua, las fibrillas. También usan lentes especiales para fotografiar los billetes y la máquina VSC500. Este aparato es como una lupa que posee varios filtros de luz, evidenciando los distintos tipos de marcas de agua que poseen los billetes.

Los peritos de Criminalística comparan los billetes falsos con los verdaderos y realizan un análisis manual y computarizado.

Vulnerabilidad

Los agentes investigadores sostienen que el Ecuador, al ser el único país de Sudamérica que tiene el dólar como moneda, lo hace blanco fácil para la introducción de dólares falsos.

También indican que por cada millón de dólares falsos que ingresan, significa que un dólar llega a los bolsillos de un millón de ecuatorianos. Por ello, los uniformados se capacitan internacionalmente, con el objetivo de perfeccionar técnicas tanto para la detección de dólares falsos, como para las labores investigativas y la desarticulación de estas mafias.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.