SOS Galápagos flota china

Una flota china de 260 buques pesqueros está ubicada en una zona del océano donde las autoridades ecuatorianas no tienen injerencia.  Exactamente entre la Zona Económica Especial (ZEE) y la Reserva Marítima de Galápagos. Esto incentivó la difusión del hashtag (#SOSGalápagos) SOS Galápagos, un grito virtual por las islas.

El motivo: defender a las especies de la reserva. Este surco de mar entre el Ecuador continental y el insular que deja con las manos atadas a las autoridades, pero que es una ‘mina de oro’ para los pescadores. Allí habitan y circulan un sinnúmero de especies marinas. Una de ellas: el tiburón ballena.

Fue justo la desaparición de uno de ellos lo que encendió las alarmas, luego de que las Fuerzas Armadas del Ecuador (FAE), alertaran el pasado 16 de julio de 2020 de la presencia de la flota china. ‘Esperanza’ era uno de los cinco tiburones ballenas a los que colocaron un sistema de rastreo en 2019.

A través de su cuenta de Twitter, Norman Wray, presidente del consejo de Gobierno de Galápagos, anunció la desaparición de la señal que emitía ‘Esperanza’, monitoreada por científicos. Sin embargo, a través de una rueda de prensa celebrada el pasado 23 de julio de 2020, el Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, lamentó que la flota está en aguas internacionales y el país no tiene jurisdicción en ellas, por lo tanto, no pueden actuar.

Comunicados

Ese mismo día, a través de su página web, la Cancillería del Ecuador anunció que había realizado gestiones tanto en Beijing como en Quito para manifestarles a las autoridades chinas que Ecuador haría respetar sus derechos marítimos de Galápagos. “Esos derechos no se violan”, dijo el canciller Luis Gallegos.

 “Tan es así que el Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, declaró hoy (jueves 23 de julio) en rueda de prensa que ni un solo barco chino o de otras nacionalidades ha entrado en la Zona Económica Exclusiva ni insular ni territorial”, afirmó Gallegos.

El Ministro recalcó que el hecho ha sido conocido por el Gobierno chino, el cual ha señalado, mediante comunicado público de la fecha, que ningún barco de esa nacionalidad ingresará a la ZEE y menos a las aguas de la Reserva Marina de Galápagos. El Ministro puntualizó que la primera se extiende por 200 millas alrededor del archipiélago, mientras que la segunda alcanza las 40 millas.

Sin embargo, aunque la flota china no pase del límite permitido, lo que preocupa a ambientalistas son las especies migratorias que no conocen de límites y circulan por la zona donde están las embarcaciones. Aunque no se ha comprobado que la desaparición del tiburón ballena ‘Esperanza’ tenga que ver con la flota, este hecho coincide con su establecimiento en el lugar.