Foto diseñada por Freepik

La Fiscalía del Guayas inició la investigación para dar con el paradero de los responsables de dos muertes violentas. Los asesinatos ocurrieron en el norte de Guayaquil, entre la tarde y noche del jueves 9 de julio de 2020.

El primer caso, se alertó aproximadamente a las 18:00. un conductor alertó de la presencia de un cadáver sobre una vereda en la autopista Narcisa de Jesús, en el norte de la ciudad. El cuerpo estaba semidesnudo y amarrado.

De inmediato, personal de la Agencia de Tránsito Municipal (ATM) cercó la avenida hasta que llegue la Policía. Los agentes policiales cerraron con cintas amarillas la escena para intentar recopilar evidencias. Por su parte, el fiscal Víctor González, de la Unidad de Flagrancia, autorizó el levantamiento del cuerpo.

González indicó que el sitio donde fue hallado el cadáver se trataría de una escena secundaria del crimen. Es decir, que la víctima fue asesinada en otro lugar y lanzado a la autopista aprovechando la oscuridad del sector y la nula afluencia de transeúntes. El fallecido estaba en posición fetal.

Un segundo crimen

Casi tres horas después, en el sector de Mucho Lote, también al norte de la urbe porteña, un guía penitenciario fue asesinado a balazos. El cuerpo del hombre quedó en el interior de un vehículo en el que se movilizaba.

Ante este caso, el Servicio Nacional Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), confirmó el susceso en Twitter. La entidad señaló que la Policía y la Fiscalía indagan el crimen y exhortó a las autoridades a dar con los responsables del mismo.

El fiscal González comentó que la víctima era jefe de guías de la penitenciaria del Litoral. El hombre estaba de turno y al parecer pidió permiso y abordó un taxi informal. En el trayecto, lo interceptaron dos sujetos a bordo de una motocicleta y le dispararon.

Las balas impactaron en la cabeza y en el rostro. La víctima aún vestía su uniforme y en la mano un celular. en el sitio, los peritos de Criminalística hallaron cuatro indicios balísticos.

Asesinatos dirigidos

Luego de estos dos crímenes en la ciudad, el General Víctor Araus, comandante policial, comentó que con los trabajos de la Policía Judicial, esperan disminuyan las muertes violentas. También puntualizó que los últimos hechos sangrientos son dirigidos a las víctimas, es decir, que no se registraron testigos o transeúntes heridos.

Además, el jefe policial sostuvo que hace un par de días, murió el líder de un organización delictiva en Guayaquil. Por lo tanto, parte de las muertes violentas responderían al intento de tomar parte del territorio que se disputan las bandas en la ciudad.

Foto: Imagen diseñada por Freepik.es

Deja una respuesta