Coronavirus

Luego de que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional dispusiera el reinicio de las actividades del sector público en Quito, la Defensoría del Pueblo reprueba el regreso al trabajo presencial y reiteró su preocupación ante la disposición. La medida rige a partir del lunes 29 de junio de 2020.

Anunció que su personal se mantendrá en la modalidad de teletrabajo. Basaron su decisión frente al aumento de contagios del nuevo coronavirus en la capital, sumada a la incapacidad del sistema de salud pública, expresó el Defensor del Pueblo, Freddy Carrión Intriago, a través de un comunicado.

La Defensoría calificó, además, como “grave crisis” a la situación en torno al COVID-19 en la capital del Ecuador, que “rebasa lo sanitario, pues ha evidenciado una crisis económica y social sin precedentes”, expuso.

Hasta este 28 de junio, Quito y la provincia de Pichincha registran un incremento de contagios de coronavirus del 62% desde que entró en vigencia el semáforo amarillo en la zona, reportándose 6.261 personas infectadas.

Así mismo, de acuerdo a datos del Ministerio de Salud Pública (MSP), las muertes por la enfermedad pasaron de 305, el miércoles 3 de junio a 448, el 27 de junio. Es decir, en menos de un mes, la tasa de incremento es aproximadamente del 50%. El porcentaje de crecimiento nacional está alrededor del 35%.

En Quito, las últimas cifras oficiales registran 6.261 casos que corresponden al 15% de los contagios a nivel nacional. Además, de acuerdo al Registro Civil de Pichincha han fallecido 1.500 personas por diversas causas, pese a que el MSP no registra ese número de decesos, agregó Carrión.

Jorge Yunda, alcalde de la capital, alertó que los servicios sanitarios públicos y privados están colapsados y no hay camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos (UCI), pues las 159 habilitadas aproximadamente están copadas. A pesar de esto, el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos ha manifestado que la situación está controlada.

“En procura de garantizar la seguridad de las y los funcionarios públicos de la Defensoría del Pueblo y de la colectividad en general, se ha tomado la decisión de suspender el retorno a las actividades presenciales de nuestras y nuestros funcionarios y mantener activos todos los servicios de la institución en Quito bajo canales de atención virtual”, añadió.

Deja una respuesta